Guía para una Iluminación Óptima en tu Puesto de Trabajo: 6 Consejos Clave
La Importancia de una Buena Iluminación en el Entorno Laboral

La iluminación en tu espacio de trabajo es esencial para garantizar un entorno laboral productivo y saludable. Aquí te presentamos seis recomendaciones fundamentales para lograr una iluminación óptima:


  1. Mantenimiento Periódico: Realiza un mantenimiento frecuente de equipos y luminarias para reemplazar lámparas defectuosas. La limpieza regular de la iluminación, tanto natural como artificial, es esencial para mantener la calidad lumínica.

  2. Uniformidad Lumínica: Cumple con los valores de uniformidad lumínica en los puestos de trabajo. La calidad lumínica está relacionada con la distribución de la iluminación. Ajusta la iluminación en puntos específicos para evitar deslumbramientos y asegurar una distribución uniforme.

  3. Evitar Reflejos y Deslumbramientos: Utiliza luminarias LED apantalladas para evitar deslumbramientos. Coloca las lámparas de manera que estén fuera del campo visual de los trabajadores y evita reflejos molestos con superficies mate y recubrimientos anti-reflejantes.

  4. Distribución Homogénea de la Luz: Analiza las reflectancias en las áreas de trabajo para evitar contrastes extremos. Instala luminarias adicionales para lograr iluminaciones homogéneas y asegúrate de solicitar un estudio de la calidad de la luz antes de realizar ajustes.

  5. Evitar Diferencias de Contraste y Sombras: Realiza un estudio junto con los trabajadores en sus puestos para evitar sombras innecesarias. Sitúa las luminarias respecto al puesto de trabajo y ajusta la luz indirecta para mejorar la visibilidad y evitar sombras molestas.

  6. Aprovechar la Iluminación Natural: Aprovecha al máximo la luz natural. Instala campanas y focos LED que generen una sensación de luminosidad de alta calidad. Combina la iluminación natural con la artificial para asegurar una buena visibilidad en todo momento.

Volver al Blog


Compartir 


en Blog